¿Qué es la ansiedad y cuáles son sus síntomas?

Conoce qué es la ansiedad y cuáles son sus síntomas

¿Qué es la ansiedad y cuáles son sus síntomas?

Vivimos en una sociedad en la que se busca constantemente la salud, la felicidad y la calma. Sabemos qué alimentos debemos consumir y cuáles evitar; los beneficios que nos aporta practicar deporte o lo importante qué es gestionar nuestras emociones de una forma positiva. Sin embargo, esta búsqueda incansable por alcanzar la estabilidad en el día a día nos lleva a un estado de incertidumbre a veces;un estado en el que sabemos qué es lo que va a pasar; y esto nos puede llevar a sufrir este problema.

Según la OMS, alrededor de 260 millones de personas padecieron trastornos de de este tipo en el 2017; y el Consejo General de Psicología en España concluyó que 9 de cada 10 españoles padecieron estrés y ansiedad en ese mismo año.

Conocemos el poco beneficio que nos aporta, para poder entender la manera negativa en la que nos puede afectar, primero debemos comprender cuál es su función en el ser humano y para qué nos sirve.

 

¿Qué es la ansiedad y para qué sirve?

La ansiedad es un mecanismo de defensa universal que poseemos los seres humanos. Es un sistema de alerta que nos permite anticipar las amenazas para así, en función de la misma, actuar en consecuencia. Es decir, la ansiedad cumple una función adaptativa y moviliza a la persona a huir, enfrentarse o atacar dependiendo de la situación o peligro percibido.

El peligro podríamos definirlo cómo aquello que impide que nuestro deseo o necesidad se vea atendida y satisfecha, y por lo tanto, cómo un obstáculo a la “felicidad” que queremos obtener.

Dentro de este trastorno podemos encontrar dos tipos; la específica y la inespecífica. La primera se refiere a la que se dispara ante un hecho o evento concreto, por ejemplo, realizar un examen de la universidad. Por el contrario, la inespecífica no va asociada a ninguna situación concreta y aparece simplemente en situaciones con mucha carga estresante.

 

Ansiedad y Estrés

No debemos confundir ansiedad con estrés. Ambos son conceptos muy relacionados pero diferentes. La primera es un síntoma del estrés, y aparece ante una situación de alerta. El estrés en cambio, es un fenómeno que ocurre cuando la persona cree que no posee las habilidades y recursos necesarios para afrontar ese peligro. Es entonces cuando puede aparecer la ansiedad y nos hace actuar consecuentemente.

Por lo tanto, el estrés tiene más que ver con las demandas del medio y con los factores externos, y la ansiedad tiene relación con las interpretaciones que pueden ser o no reales, es decir, con los factores psicológicos y emocionales.

Por ejemplo, imaginemos que hace poco te has sacado el carnet de conducir y estás conduciendo por la ciudad. Desafortunadamente, recibes un golpe en un lateral del coche; y raíz de ese golpe, tienes miedo a que te vuelva a pasar lo mismo. Por lo tanto, dejas de conducir. Es posible incluso que no te hiciera falta tener al estímulo estresor (el coche) delante para sufrir ansiedad, porque en tu cabeza tienes el recuerdo del accidente y las fantasías que has elaborado para evitar conducir. Estas fantasías podrían ser del tipo “si ya me ha pasado una vez, me va a pasar otra vez”; “en esta ciudad conducen cómo locos y no quiero que me vuelvan a dar un golpe” y así un sinfín de ellas.

Los seres humanos somos expertos en contarnos historias que nunca llegan a suceder, pero que sin embargo, las creemos cómo reales y verídicas.

 

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad y cómo se pueden combatir?

Los síntomas que pueden aparecer son varios:

  • Reacciones corporales: se activan los niveles de adrenalina (que aumenta el ritmo cardíaco; respiratorio; y la tensión arterial), y la noradrenalina (la cual incrementa la coordinación motora y la capacidad de análisis). Además, favorece la movilización de los depósitos de grasa para así preparar a los músculos hacia la huida o la lucha. La presencia constante de estas hormonas pueden dañar: los sistemas digestivos (gastritis, diarrea, estreñimiento); los sistemas inmunitarios (alergias); el sistema genético (afectar a nuestros cromosomas); sistema neurológico (pérdida de memoria, mareos); al sistema cardiovascular (taquicardia, hipertensión); el sistema cutáneo (sudoración, eccemas, alopecia); además de al sistema respiratorio (tos, rinitis) o al sistema genitourinario (micción frecuente, eyaculación precoz, frigidez).
  • Los pensamientos o fantasías: se producen distorsiones que nos hacen falsear la realidad, y aparecen en forma de pesimismo, generalizaciones o comparaciones. También nos llevan a pensar de forma negativa o a “leer el pensamiento”; es decir, creer saber lo que el otro está pensando y creer que eso es cierto. Se incluyen aquí distorsiones como adivinar el futuro; las exageraciones; el perfeccionismo; o la culpabilidad.

 

Existen psicólogos expertos en ansiedad que pueden ayudarte a combatirla de forma efectiva a través de tratamiento terapéutico, y que puede combinarse con técnicas de respiración, ya que este problema aumenta el ritmo respiratorio y produce como síntomas la hiperventilación.

Por otro lado, también se utilizan técnicas como el rebatimiento; es decir, auto-cuestionarse esas ideas, pensamientos o distorsiones que van apareciendo y que nosotros damos cómo verdaderas. También se han visto de gran efectividad la modificación de creencias por otros pensamientos funcionales; así como la exposición a las sensaciones corporales temidas a modo de entrenamiento, para así luego practicar ejercicios de relajación o de desensibilización al estímulo estresante. Esto último se hace en un ambiente controlado; primero en compañía y poco a poco. Gracias al entrenamiento, se consigue afrontar sólo y sin ayuda.

Con toda esta información espero haberte ayudado a entender un poco más este problema y cómo nos afecta ante situaciones que nos sobrepasan. Si crees que tienes problemas relacionados con la ansiedad o de cualquier otro tipo, ya sabes que estamos a tu disposición para lo que necesites, ya sea para recibir ayuda psicológica o para cualquier tipo de sugerencia.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Pablo Viñuela

Abrir chat
1
Hola. Soy Blanca Fernández, psicóloga. ¿Puedo ayudarte en algo?
Powered by
Psynthesis Psicología