• 633 461 462 // 91 192 09 82
  • contacto@psynthesispsicologia.es

Escala de Inteligencia Wechsler para Niños V (WISC-V)

Prueba: Escala de Inteligencia Wechsler para niños-V (WISC-V).

Edad de aplicación: 6 años y 0 meses a los 16 años y 11 meses (6:0 – 16:11).

Áreas de aplicación: Todas aquellas en las que se evalúe la inteligencia en niños y adolescentes.

Soporte: oral, papel y lápiz y manipulativa.

El WISC-V se trata de una versión revisada de la Escala de inteligencia de Wechsler para niños-IV (WISC IV). Se diferencia de ésta porque incorpora los nuevos avances en investigación sobre inteligencia; desarrollo cognitivo; neurodesarrollo; neurociencia cognitiva; y procesos importantes para el aprendizaje.

WISC-V

Escalas que forman el WISC-V

El WISC-V consta de 15 test que analizan habilidades específicas:

Cubos

El niño debe reproducir, con cubos de uno o dos colores, un modelo construido por el examinador y/o una imagen mostrada en el cuaderno de estímulos. Para ello, dispone de un tiempo límite para realizar la tarea. Evalúa la capacidad de análisis y síntesis visual; así como la reproducción de dibujos geométricos abstractos.

Semejanzas

En esta prueba se leen dos palabras que representan objetos o conceptos comunes. El niño debe describir en qué se parecen. Evalúa tanto la capacidad para expresar relaciones entre conceptos; como el pensamiento asociativo; la formación de clases o categorías; y la capacidad de abstracción verbal.

Matrices

El niño observa una matriz incompleta y debe seleccionar la opción de respuesta que completa la matriz. Evalúa tanto el razonamiento abstracto como la capacidad para procesar información visual.

Dígitos

El examinador lee una serie de números y el niño debe repetir los números tanto en el mismo orden (tarea de orden directo); como en orden inverso (tarea de orden inverso); como en orden creciente (tarea de orden creciente). Evalúa tanto la memoria de trabajo, como la memoria auditiva; además de la atención y la resistencia a la distracción.

Claves

El niño debe copiar, en un tiempo límite, una serie de símbolos que aparecen emparejados cada uno a una figura geométrica o a un número, de acuerdo con una clave. Evalúa por un lado la rapidez y destreza visomotora; por otro el manejo de lápiz y papel; y, por último la capacidad de aprendizaje asociativo.

Vocabulario

Esta prueba está formada por ítems gráficos y verbales. Para los primeros, el niño ha de nombrar los dibujos que se le muestran. Para los segundos, el niño ha de definir palabras que el examinador lee. Con ambos ítems, se evalúa la formación de conceptos verbales; la riqueza verbal y semántica; el aprendizaje cultural obtenido del ambiente en el que se desenvuelve la persona evaluada; y la capacidad de aprendizaje.

Balanzas

El niño observa una balanza con dos platillos y debe seleccionar la pesa que falta para equilibrar ambos. El niño dispone de un tiempo límite para realizar la tarea. Evalúa la capacidad para comparar, establecer analogías y el razonamiento cuantitativo.

Puzles visuales

El examinador presenta al niño un puzle completado en el cuaderno de estímulos. Después, el niño debe seleccionar las tres opciones de respuesta que permiten construir el puzle. Dispone de un tiempo límite para realizar la prueba. Evalúa la capacidad para analizar y sintetizar estímulos visuales abstractos; así como la capacidad para establecer relaciones entre partes y el razonamiento no verbal.

Span de dibujos

En esta prueba, el niño observa una página de estímulos con uno o más dibujos durante un tiempo límite. Luego debe seleccionar (en orden secuencial, si es posible) los dibujos que ha visto de entre las opciones de una página de muestra. Evalúa la memoria de trabajo visual y la memoria de trabajo con estímulos semánticamente significativos.

Búsqueda de símbolos

El niño observa dos grupos de símbolos (un grupo clave y un grupo de búsqueda). Después, debe indicar, en un tiempo límite, si alguno de los símbolos del grupo clave es igual a los del grupo de búsqueda. Evalúa, por un lado la rapidez y precisión perceptiva; y, por otro, la velocidad para procesar información visual simple.

Información

El niño debe responder a una serie de preguntas de conocimientos generales. Evalúa la capacidad para adquirir, almacenar y recuperar información aprendida y memoria a largo plazo.

Letras y números

En esta prueba, el examinador lee una combinación de letras y números. Después, el niño debe repetirla diciendo primero los números en orden creciente y luego las letras en orden alfabético. Evalúa tanto atención; como concentración concentración; y memoria de trabajo.

Cancelación

El niño debe buscar y marcar los estímulos objetivo (animales) de entre un conjunto de estímulos distribuidos de forma estructurada o de forma aleatoria, en un tiempo límite. Evalúa la rapidez y precisión perceptiva; además de la velocidad para procesar información visual simple (imágenes o figuras).

Comprensión

El niño debe responder a preguntas sobre normas de conducta y reglas sociales. Esta prueba evalúa la comprensión y expresión verbal; el juicio práctico; el sentido común; y la adquisición e interiorización de elementos y normas culturales.

Aritmética

El niño debe resolver mentalmente una serie de problemas aritméticos. Y, a continuación, debe dar la respuesta en un tiempo límite. Evalúa, por un lado, la habilidad para utilizar conceptos numéricos abstractos; por otro, la capacidad para realizar operaciones numéricas. Del mismo modo, mide la capacidad de atención y concentración; y la memoria de trabajo.

Organización del WIS-V

Los test de la WISC-V se organizan de distintas formas:

evaluacion wiscEscala total

La escala total del WISC-V se obtiene por los test de Semejanzas, Vocabulario, Cubos, Matrices, Balanzas, Dígitos y Claves.

Índices básicos o primarios

El objetivo de los índices primarios del WISC-V es medir los procesos cognitivos complejos:

  • Comprensión verbal. Evalúa habilidades de formación de conceptos verbales; la expresión de relaciones entre conceptos; la riqueza y precisión en la definición y vocablos; la comprensión sobre convenciones sociales y conocimiento ligado a la cultura. En definitiva, es una medida de inteligencia cristalizada.
  • Visoespacial. Mide la habilidad para evaluar detalles visuales; comprender relaciones espaciales; y para construir diseños geométricos a partir de un modelo.
  • Razonamiento fluido. Mide, por un lado, la habilidad para establecer relaciones entre estímulos y objetos visuales; y, por otro, la capacidad de usar el razonamiento para aplicar reglas.
  • Memoria de trabajo. Evalúa la habilidad para registrar, mantener y manipular de forma consciente tanto la información visual y como la auditiva.
  • Velocidad de procesamiento. Mide la velocidad y la precisión en la identificación visual, en la toma de decisiones y en la implementación de las decisiones.

Índices auxiliares o secundarios

Proporcionan información complementaria sobre las habilidades cognitivas del niño. Se organizan en cinco índices:

  • Razonamiento cuantitativo. Aporta información acerca del razonamiento conceptual abstracto; así como la capacidad para comprender y aplicar relaciones de cantidad y solución de problemas verbales y operaciones matemáticas.
  • Memoria de trabajo auditiva. Mide las habilidades de memoria de trabajo auditiva tales como span mnemónico; memoria auditiva inmediata; procesamiento secuencial; habilidades de planificación; y habilidades numéricas.
  • No verbal. Evalúa habilidades de razonamiento abstracto y conceptual, analizadas mediante estímulos visuales. Así, se minimiza el uso del lenguaje expresivo-oral.
  • Capacidad general. Estima la habilidad intelectual general, con cierta independencia de la memoria de trabajo y de la velocidad de procesamiento.
  • Competencia cognitiva. Analiza tanto la eficiencia en el procesamiento de la información al servicio del aprendizaje, como la solución de problemas.

Análisis de procesamiento

Específica cómo el niño resuelve las tareas propuestas.

Psynthesis Psicología