Índices secundarios del Test de Inteligencia WISC V

índices secundarios del WISC V

Índices secundarios del Test de Inteligencia WISC V

La escala de inteligencia Weschler para niños-V es una prueba de inteligencia diseñada para evaluar las capacidades cognitivas de niños y adolescentes desde los 6 hasta los 17 años. De toda la información que esta prueba aporta, nos proporciona unos índices secundarios ofrecen una descomposición adicional de las habilidades cognitivas, proporcionando una visión más detallada y refinada del perfil intelectual de la persona. En este artículo, te contamos cuáles son sus índices secundarios.

Escala de inteligencia Weschler para niños (WISC-V)

La escala de inteligencia Weschler para niños-V (WISC-V) destaca como una herramienta integral para evaluar la inteligencia en niños y adolescentes.

Desarrollada por David Wechsler, esta quinta edición refleja avances significativos en la comprensión de las capacidades cognitivas durante el desarrollo. Más allá de medir el Cociente de Inteligencia Total (CIT), el WISC-V desglosa las habilidades cognitivas mediante índices secundarios especializados. Estos índices profundizan sobre los procesos cognitivos vinculados a las dificultades del aprendizaje.

Además, la inclusión de estos índices secundarios enriquece la evaluación, permitiendo una comprensión más precisa y matizada de las fortalezas y áreas de mejora en el funcionamiento cognitivo de los jóvenes.

Índices secundarios del WISC-V

Estos índices proporcionan información complementaria sobre las habilidades cognitivas del niño, a partir de la combinación de 12 test, que se organizan en cinco pares de índices.

Los índices secundarios nos permiten mejorar la precisión del perfil cognitivo de la persona.

¿Quieres hacer un test de inteligencia?

Razonamiento cuantitativo (IRC)

Aporta información a cerca del razonamiento conceptual abstracto, capacidad para comprender y aplicar relaciones de cantidad, y solución de problemas verbales y operaciones matemáticas. Este índice resulta útil para el análisis de dificultades de aprendizaje del cálculo y/o discalculias, y dificultades de razonamiento matemático.

Está formado por las siguientes pruebas:

  • Balanzas. Evalúa la capacidad para comparar, establecer analogías y el razonamiento cuantitativo.
  • Aritmética. Mide la habilidad para utilizar conceptos numéricos abstractos, realizar operaciones numéricas, la capacidad de atención y concentración y la memoria de trabajo.

Memoria de trabajo auditiva (IMTA)

Mide habilidades de memoria de trabajo auditiva tales como span mnemónico, memoria auditiva inmediata, procesamiento secuencial, habilidades de planificación y habilidades numéricas, con material presentado verbalmente; las dificultades de almacenamiento y recuperación de la información están vinculadas a diversos cuadros clínicos.

Está formada por las siguientes pruebas:

  • Dígitos. Su objetivo es evaluar la memoria de trabajo, la memoria auditiva, la atención y la resistencia a la distracción.
  • Letras y números. Evalúa atención, concentración y memoria de trabajo.

Habilidades de razonamiento lógico no verbal (INV)

Mide las habilidades de razonamiento abstracto y conceptual, analizadas mediante estímulos visuales, minimizando el uso del lenguaje expresivo-oral. Este índice es útil para el análisis de habilidades cognitivas en personas con dificultades verbales.

Está formada por las siguientes pruebas:

  • Cubos. Evalúa la capacidad de análisis y síntesis visual y la reproducción de dibujos geométricos abstractos.
  • Matrices. Su objetivo es evaluar el razonamiento abstracto y la capacidad para procesar información visual.
  • Claves. Mide la rapidez y destreza visomotora, el manejo de lápiz y papel y la capacidad de aprendizaje asociativo.
  • Balanzas.
  • Puzles visuales. Evalúa la capacidad para analizar y sintetizar estímulos visuales abstractos, establecer relaciones entre partes y razonamiento no verbal.
  • Span de dibujos. Tiene como fin evaluar la memoria de trabajo visual y la memoria de trabajo con estímulos semánticamente significativos.

Índice de capacidad general (ICG)

Conceptualmente ofrece una estimación de la aptitud intelectual general menos dependiente de la memoria de trabajo y de la velocidad de procesamiento que el CI total.

Está formada por las siguientes pruebas:

  • Cubos.
  • Semejanzas. Evalúa la capacidad para expresar relaciones entre conceptos, el pensamiento asociativo, la formación de clases o categorías y la capacidad de abstracción verbal.
  • Matrices.
  • Vocabulario. Mide la formación de conceptos verbales, la riqueza verbal y semántica, el aprendizaje cultural obtenido del ambiente en el que se desenvuelve la persona evaluada y la capacidad de aprendizaje.
  • Balanzas.

Índice de competencia cognitiva (ICC)

Este índice ofrece una estimación de la eficacia con la que se procesa la información durante el aprendizaje, la resolución de problemas y el razonamiento de nivel superior.

Está formada por las siguientes pruebas:

  • Dígitos.
  • Claves.
  • Span de dibujos.
  • Búsqueda de Símbolos. Evalúa la rapidez y precisión perceptiva y la velocidad para procesar información visual simple.

En resumen, el WISC-V nos ofrece beneficios significativos en la evaluación de la inteligencia infantil. Proporciona una visión detallada de las capacidades cognitivas, desglosando áreas específicas a través de sus índices primarios y secundarios. Esto facilita la identificación precisa de fortalezas y debilidades, permitiendo intervenciones educativas personalizadas.

Con su enfoque integral y actualizado, el WISC-V destaca como una herramienta esencial para profesionales en educación y salud, contribuyendo a una comprensión profunda y precisa del desarrollo cognitivo de niños y adolescentes.

Si deseas hacer una evaluación de inteligencia a tu hijo no dudes en contactarnos.

¿Quieres hacer un test de inteligencia?
Compartir en redes sociales