Las altas capacidades (AACC) conllevan no sólo una alta inteligencia sino una forma de procesar y gestionar la información diferente, afectando también al mundo emocional y social de la persona. A continuación indagaremos en si las AACC (o superdotación) están relacionadas con problemas psicológicos, específicamente la depresión.

Causas de la depresión en personas con altas capacidades

Tristeza y depresión. Una espada de doble filo

“El dolor y el sufrimiento son siempre inevitables para una gran inteligencia y un corazón profundo”, F. Dostoievski.

A lo largo de los años se ha ido ampliando y enriqueciendo el perfil de las AACC. Cuando antes era un regalo y motivo de alegría para la persona e incluso su familia (en parte porque se pensaba erróneamente que aseguraba éxito académico / laboral), a día de hoy vamos siendo más conscientes de que no son todo ventajas y facilidades.

En artículos previos del blog ya hemos hablado sobre la función adaptativa de la tristeza y las diferencias entre estar triste y la depresión. Retomando una de las claves, aunque es cierto que toda persona es susceptible de entrar en algún momento de su vida en un periodo de depresión, hay determinadas predisposiciones psicológicas que pueden llevar a la persona a caer en este tipo de estado.

En el caso de las AACC, estas serían sentimientos de soledad, altas expectativas o sentimientos de que el entorno o las situaciones le superen debido a la alta sensibilidad o excitabilidad que presentan en áreas sensoriales o emocionales. La respuesta que dan a síntomas comúnmente asociados a la depresión suelen tender a la frustración intensa (acompañada de irascibilidad, irritabilidad) más que a la hipo-activación.

Soledad

Respecto a la soledad, si no se ha diagnosticado la AACC puede provocar profundos sentimientos de soledad al no encontrar en el entorno a nadie con las mismas curiosidades o intensidad de interés cognitivo.

Un factor conocido en las AACC es la disincronía interna: el nivel intelectual, sobre todo en la infancia, supera al nivel emocional y físico del niño, provocando un desajuste que puede generar frustración. Sumado al sentimiento de soledad, normalmente afectan a la población porque suelen derivar en el auto-aislamiento, que no hace más que fomentar este estado y sensación.

Algo común es que se sientan como “bichos raros” y (sobre todo en las niñas) aprendan a mimetizarse con el entorno, reprimiendo quiénes son realmente. Esto fomenta estados depresivos, pues no ser uno mismo sumado a la frustración y la soledad puede llegar a tener grandes repercusiones en la autoestima de la persona.

Sentirse abrumados

En relación con el sentirse abrumados, es cierto que la excitabilidad de las AACC es diferente, más sensible, por lo que la gestión de las emociones debería ser diferente. Si nadie les enseña cómo gestionarlas, pueden llegar a sentir que son su propio y peor enemigo o que no tienen el control de sí mismos.

Respecto a este tema os dejamos nuestro artículo sobre cómo luchar con la tristeza donde reiteramos la importancia de sentirse acompañado y aprender herramientas de gestión emocional.

Altas expectativas

Finalmente, respecto a las altas expectativas, las personas con AACC tienden a ser duramente críticos con ellos mismos. Al verse con potencial y la falta de un referente con el que se sientan reconocidos, y les guíe y frene, pueden ser elementos que deriven en una autocrítica dura y constante para con ellos mismos.

Estas exigencias pueden proyectarse al exterior, ya que al verse con más dificultades pueden haber pensado desde pequeños que no es que ellos tengan más facilidades, sino que los demás en muchas ocasiones son “tontos”.

Si se premia en exceso la inteligencia, estos pensamientos crean ideas nucleares respecto a que la inteligencia hace que haya personas mejores y peores, instaurando un miedo a no serlo o sentimientos de culpa por sentir eso de los demás.

Quedamos a tu disposición para ayudarte con problemas como la depresión o la evaluación de las AACC (realizamos tests validados: WAIS y WISC). No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Escrito por: Patricia Terrón García

Si crees que puedes necesitar ayuda, en Psynthesis Psicología estamos a tu disposición.

Infórmate sobre nuestros servicios de terapia psicológica