Una de las preguntas más repetidas sobre las altas capacidades (o superdotación) es si son heredables. En el siguiente artículo vamos a presentar qué son las altas capacidades y presentaremos lo que sabemos a día de hoy sobre el componente genético de las mismas.

¿Qué son las altas capacidades?

En una clase de colegio hay alrededor de 30 niños, algunos morenos, otros rubios, más altos o más bajos, con brackets, parlanchines o tímidos…Bien lo saben los educadores que cada uno de ellos es único, especial a su manera.

Entre estos puede esconderse lo que conocemos a día de hoy como un niño con altas capacidades (AACC), y aunque actualmente se piensa que dada su alta inteligencia suelen ser perfiles que llaman la atención, la verdad es que la gran mayoría pasan desapercibidos.

En España en 2022 había 46.238 alumnos de AACC según la AEST (Asociación Española para Superdotados y con Talento), es decir, sólo el 0,5% respecto a lo defendido por autores relevantes como Sidney P. Marland, 5%; Francoys Gagné, 10%; o de Joseph Renzulli, 20%.

Esta poca visibilidad se debe a que la alta capacidad NO significa necesariamente un alto rendimiento académico. Esto se debe a que muchos niños se aburren y desconectan al no verse estimulados cognitivamente, además de que en muchos casos presentan métodos de aprendizaje diferentes o intereses que no corresponden a los impartidos en los colegios o institutos.

¿Cómo identificar a niños con altas capacidades?

En términos generales, la evaluación consensuada por profesionales e instituciones dictamina que un cociente intelectual (CI) superior a 130 puntos en la Escala Wechsler de Inteligencia conlleva una alta capacidad intelectual. En Psynthesis Psicología pasamos tanto el test para adultos, WAIS; como para niños, WISC; dada su fiabilidad y validez.

Las investigaciones más actuales proponen evaluaciones psicológicas más exhaustivas a la hora de evaluar y diagnosticar la AACC, defendiendo que no sólo depende del CI sino también de otros factores relacionados con la Teoría de las inteligencias múltiples y otros elementos más complejos.

Sin embargo, aún no se ha propuesto ningún otro protocolo o método igual de extendido y validado como el WAIS o WISC, entre otras cosas porque aborda numerosas variables de la respuesta cognitiva y el informe final resulta muy completo al acompañarse de una devolución psicológica coherente y desarrollada.

El componente genético en las AACC

El eterno debate siempre ha sido: ¿nacemos inteligentes o se nos educa para serlo? Esto conlleva preguntas previas como, y para empezar, qué es la inteligencia. Hasta no hace muchos años la inteligencia era definida como un elemento cognitivo evaluable cuantitativamente, el Factor G, que sería el precursor de lo que hoy en día llamamos CI.

Si bien seguimos haciendo uso del mismo, sabemos que la inteligencia no es sólo una cifra, sino que agrupa también otros elementos como el “pensar fuera de la caja”, o incluso patrones de pensamiento o formas de pensar diferentes (como el pensamiento divergente).

Resaltamos entre estos el pensamiento arborescente, representativo de las AACC y que como su nombre indica imita a las ramificaciones de un árbol de forma que el pensamiento, y las ideas, parten en diferentes direcciones desde un tronco común en muchas ocasiones a la vez, solapándose y generando una alta conexión neuronal y conceptual de aquello que aprende.

Como estamos viendo, las AACC no es sólo ser inteligente, sino es ser diferente como lo podría ser una persona con TDAH.

Piensan diferente, sienten diferente y responden diferente.

Así pues, al realizar una búsqueda sobre los últimos hallazgos en el campo encontraremos, para sorpresa de nadie, que las estructuras y patrones neuronales también son diferentes a la norma.

Recientes resultados publicados (M. Isabel González, 2019, “Psicobiología de las altas capacidades intelectuales, una revisión actualizada”) indican que se ven alterados “las funciones de neurogénesis, migración, diferenciación neuronal”… Esto nos llevaría a buscar qué y cómo se provocan estas alteraciones, es decir, iríamos a estudiar los genes.

Y efectivamente, “se encuentran genes y vías biológicas especialmente activas durante las etapas más tempranas del niño y relacionadas con la plasticidad neuronal a lo largo de la vida”.

Otro estudio publicado por la Universidad de Glasgow en 2016 concluyó que los genes asociados a funciones cognitivas se heredan principalmente de las madres al estar asociados al cromosoma X, aunque esa discusión acaba de abrirse al mundo científico y quedan años de investigación exhaustiva para concretar la procedencia genética de la inteligencia.

Por otra parte, no podemos negar la influencia del ambiente sobre nosotros y nuestra manera de comprender el mundo. Pocos estudios hay realizados en el campo de la psicología tan sorprendentes como aquellos que involucran gemelos.

En un estudio éticamente cruel se separó a tres trillizos idénticos para criarlos en diferentes familias, dando como resultado personas que aunque compartían el mismo ADN, tuvieron un desarrollo tanto intelectual como psicológico muy diferente.

Os animamos a ver el documental en el que se presenta este caso llamado “Tres Perfectos Desconocidos» o “Vidas separadas” (según traducción).

En conclusión, si bien hay un componente genético que influye en la aparición de AACC, el ambiente en el que se crece es crucial para que este potencial nato se desarrolle. Podríamos hablar de un 50% – 50%, en la misma línea que la mayoría de autores actuales.

No sólo hablamos de un entorno que responda a las necesidades e intereses a nivel cognitivo, sino también entornos estables en los que poder desarrollar un apego seguro y aceptar las diferencias que la persona tarde o temprano notará que tiene.

En Psynthesis Psicología ofrecemos evaluación de inteligencia a través del WAIS-IV y WISC-V.  Si quieres conocer tu CI, saber por fin si tienes o no AACC o si simplemente sientes que te gustaría comenzar un proceso de terapia te animamos a ponerte en contacto con nosotros para obtener información o solicitar una cita.

Escrito por: Patricia Terrón García

Si crees que puedes necesitar ayuda, en Psynthesis Psicología estamos a tu disposición.

Infórmate sobre nuestros servicios de terapia psicológica