La superdotación infantil es un término usado comúnmente para referirnos a lo que actualmente llamamos niños con altas capacidades (AACC). A continuación os presentamos en qué consiste y sus características principales.

¿Qué es la superdotación infantil?

Llamamos superdotación infantil (o altas capacidades) al niño que presenta una capacidad excepcional a nivel intelectual, es decir, que cuenta con un cociente intelectual (CI) superior a 130. El cociente intelectual es un número que representa la capacidad para aplicar razonamiento lógico y resolver problemas que se mide a través de un test de inteligencia, como el WISC-V (Escala Wechsler de Inteligencia para niños entre 6 y 16 años).

Aunque el cociente intelectual sea la vía más rápida y consensuada del diagnóstico del niño superdotado, hay otros indicadores a tener en cuenta:

Indicadores de superdotación infantil

  • Precocidad intelectual: desarrollo rápido de recursos intelectuales, como aprender a hablar, leer o escribir antes de lo esperado.
  • Habla con fluidez y hace uso de un vocabulario amplio y diverso.
  • Muestra interés por ideas abstractas o complicadas, relacionadas por ejemplo con la justicia, la metafísica, el bien y el mal…
  • Puede mostrar interés por el arte: pintura, literatura, escultura, danza…
  • Es capaz de expresarse correctamente, pensando con rapidez y hablando con propiedad. Su desempeño en tareas de oratoria, debate, argumentación es elevado.
  • Es una persona observadora y perspicaz, ágil de mente.
  • Es capaz de plantear los problemas desde muchos puntos de vista y tener en cuenta las implicaciones de cada uno de forma simultánea.
  • Aprende rápido y mejora en poco tiempo.
  • Disfruta aprendiendo cosas nuevas y diferentes, en ocasiones difiriendo mucho unas aficiones de otras (hobbies muy distintos entre sí).
  • Muestra gran capacidad de atención y memoria.
  • Muestra gran capacidad relacional (relacionar conceptos, ideas, sacar hipótesis de situaciones o problemáticas complejas).
  • Pregunta constantemente, siendo difícil aceptar el “no porque no”, o el “no porque yo lo digo”.
  • Muestra sensibilidad frente a los problemas humanos y sociales como la muerte, el compañerismo, el hambre, la sociedad…
  • Usa técnicas poco convencionales para aprender y resolver tareas, presentando una gran creatividad.
  • Prefiere la compañía de personas de edades superiores como adultos.
  • Se aburre fácilmente en tareas repetitivas.

Uno de los indicadores más recientes y a la vez relevantes pone en relación la inteligencia y la sensibilidad/vivencia emocional habiéndose realizado estudios bajo la pregunta de:

¿Son los niños superdotados más sensibles? Superdotación emocional

Una investigación publicada en el Journal of Research in Personality y dirigida por Véronique De Gucht se propuso estudiar la sensibilidad en las personas superdotadas, entendiendo la sensibilidad como un “rasgo de personalidad del que depende cómo procesamos los estímulos sensoriales”.

Si bien es un rasgo de personalidad, la reacción frente a los estímulos desencadenará una emoción y dependiendo de la profundidad de la misma y el nivel de afectación será una respuesta más o menos funcional. Los resultados de dicha investigación concluyen que las personas o niños superdotados tienen una mayor sensibilidad a la estética (belleza y arte), a lo social-afectivo (mundo social: familia, amigos) y estímulos internos-externos (inputs sobre el entorno para, por ejemplo, reconocer potenciales amenazas o ser conscientes de sentimientos propios). Además, mostraron niveles más altos de apertura a la experiencia: rasgo de personalidad que implica una actitud abierta, receptiva, a ideas y experiencias nuevas.

En conclusión, los niños con AACC o superdotados vivirán con mayor intensidad ciertas experiencias relacionadas con estos conceptos amplios y complejos, y que mantendrán, en principio, una actitud positiva y abierta a probar cosas nuevas.

Adaptación en el colegio o instituto

Son personas que muestran un desarrollo avanzado respecto al resto de compañeros de su edad, pudiendo en ocasiones llamar la atención de los educadores aunque la realidad es que la mayoría pasan desapercibidos, y cuyas necesidades de aprendizaje son diferentes al resto.

Una alta inteligencia no conlleva necesariamente un alto rendimiento académico, y en muchos casos el niño, en vez de destacar por unas calificaciones altas, puede mostrar aburrimiento o distracción durante las clases.

Por ello las altas capacidades entran dentro del ACNEAE (LOMLOE 2020): alumnado con necesidad específica de apoyo educativo, si bien la decisión de aplicar medidas especiales (como cambiarle a un curso superior, de colegio o asistir a programas para AACC) es fruto de un análisis por parte de educadores, psicólogos y padres tras considerar qué beneficiará más al niño en su correcto desarrollo.

 Si quieres conocer más sobre las altas capacidades, te animamos a leer el siguiente artículos sobre el componente genético en las AACC: https://psynthesispsicologia.es/inteligencia/se-heredan-las-altas-capacidades/

En Psynthesis Psicología ofrecemos evaluación de inteligencia a través del WAIS-IV y WISC-V.  Si quieres conocer tu CI, saber por fin si tienes o no AACC o si simplemente sientes que te gustaría comenzar un proceso de terapia te animamos a ponerte en contacto con nosotros para obtener información o solicitar una cita.

Escrito por: Patricia Terrón García

¿Quieres información sobre nuestros tests de inteligencia?


Deja un comentario