La terapia de pareja es algo muy habitual en la consulta de psicología. Tanto si hacemos terapia de pareja como si estamos realizando un proceso individual, en consulta se habla del amor, el apego, los vínculos, etc.

Pero, ¿sabemos en que consiste la terapia de pareja? Si quieres ir directamente a la parte del post donde hablamos sobre las preguntas que se suelen hacer en una terapia de pareja, pincha aquí.

¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia de pareja es un enfoque terapéutico diseñado para ayudar a las parejas a resolver conflictos, mejorar la comunicación, fortalecer su relación y trabajar juntas hacia un mayor entendimiento y satisfacción mutua.

El objetivo principal de la terapia de pareja es proporcionar un espacio seguro y estructurado en el que los miembros de la pareja puedan explorar sus problemas, aprender nuevas habilidades y estrategias, y trabajar en la mejora de su relación.

¿Cuál es el proceso en la terapia de pareja?

La terapia de pareja generalmente implica sesiones regulares (desde Psynthesis Psicología suelen ser quincenales) con un terapeuta especialista en pareja. Aquí hay algunos aspectos clave de lo que implica la terapia de pareja:

Evaluación Inicial

En las sesiones de evaluación, el terapeuta se reúne con la pareja para conocer su historia, problemas actuales, metas y expectativas para la terapia. Esto ayuda al terapeuta a comprender mejor la dinámica de la relación.

En esta evaluación inicial, también se realiza una evaluación individual con cada miembro de la pareja para seguir evaluando qué pasa y conocer su historia de manera individual.

En esta fase, se trabaja con la pareja para identificar problemas específicos que están afectando su relación. Esto puede incluir conflictos recurrentes, problemas de comunicación, diferencias en las expectativas, entre otros.

Sesión de devolución y planteamiento de objetivos a trabajar

Una vez finalizada la evaluación, se realiza una sesión de devolución de todo lo evaluado. Se explica de dónde vienen las dificultades, si es necesario realizar terapia individual y se exponen los objetivos de tratamiento. De este modo, se explica qué se va a trabajar y cómo se va a realizar esa intervención.

Intervención en la terapia de pareja

Los objetivos habituales en los que se suele trabajar son los siguientes:

  1. Comunicación efectiva: Una parte fundamental de la terapia de pareja es mejorar la comunicación entre los miembros de la pareja. El terapeuta enseñará técnicas de comunicación efectiva para que puedan expresar sus pensamientos y sentimientos de manera abierta y respetuosa.
  2. Resolución de conflictos: La terapia de pareja ayuda a las parejas a aprender a resolver conflictos de manera constructiva. Esto implica aprender a escuchar, comprender las perspectivas del otro y encontrar soluciones mutuamente aceptables.
  3. Exploración de patrones: Los terapeutas ayudan a las parejas a identificar patrones de comportamiento y comunicación que puedan estar contribuyendo a los problemas. Identificar estos patrones puede ser el primer paso para cambiarlos.
  4. Fortalecimiento de vínculos: La terapia de pareja busca fortalecer la conexión emocional y la intimidad entre los miembros de la pareja. Esto puede incluir trabajar en actividades que fomenten la conexión y el apoyo mutuo.
  5. Establecimiento de metas y estrategias: Los terapeutas trabajan con la pareja para establecer metas realistas y desarrollar estrategias para alcanzar esas metas. Esto puede involucrar la implementación de cambios en la dinámica de la relación y el comportamiento individual.
  6. Herramientas de manejo del estrés: La terapia de pareja también puede proporcionar herramientas para manejar el estrés y las dificultades externas que pueden afectar la relación.
  7. Fomentar el entendimiento: A medida que la pareja trabaja en la terapia, se alienta el entendimiento mutuo y la empatía, lo que puede ayudar a superar resentimientos y malentendidos.

La terapia de pareja puede ser beneficiosa para una amplia gama de problemas y desafíos en una relación. Es importante que ambos miembros de la pareja estén dispuestos a participar y comprometerse con el proceso terapéutico para lograr resultados exitosos.

¿Qué preguntas suelen ser habituales en la terapia de pareja?

El proceso en una terapia de pareja, como hemos visto, es muy sencillo y estructurado. Sin embargo, a pesar de ser conscientes de que hay problemas en la relación, muchas personas se niegan a acudir a terapia por miedo a ser juzgados o incluso creen que se les va a cambiar la personalidad si acuden. Nada mas lejos de la realidad.

En toda terapia, el psicólogo está para entender no para juzgar. Es por esto que va a realizar una serie de preguntas para averiguar qué está pasando, cómo se ha llegado a esa situación y qué herramientas y estrategias se han intentado, hasta el momento, para poder mejorar la relación de pareja.

Es por esto que en una terapia de pareja, es común abordar una variedad de temas para comprender mejor la dinámica de la relación y trabajar en soluciones. Aquí tienes algunas preguntas habituales que podrían surgir durante una terapia de pareja:

  • «¿Qué os ha llevado a buscar terapia en este momento?«: Comprender las motivaciones y expectativas iniciales de ambos miembros de la pareja.
  • «¿Cuáles son los principales problemas o desafíos que estáis enfrentando?«: Identificar áreas problemáticas y puntos de conflicto dentro de la relación.
  • «¿Cómo os conocisteis y qué os atrajo inicialmente el uno del otro?«: Explorar los aspectos positivos de la relación y los factores que los unieron.
  • «¿Cómo os comunicáis?«: Analizar la calidad de la comunicación y cómo expresan sus pensamientos, sentimientos y necesidades.
  • «¿Qué actividades disfrutáis haciendo juntos?«: Enfocarse en las actividades compartidas que pueden fortalecer la conexión emocional.
  • «¿Cómo manejáis los desacuerdos y conflictos?«: Evaluar los patrones de resolución de conflictos y la efectividad de las estrategias utilizadas.
  • «¿Hay patrones recurrentes de comportamiento o discusiones en vuestra relación?«: Identificar ciclos repetitivos y temas que tienden a surgir una y otra vez.
  • «¿Cuál es vuestra visión ideal de la relación a largo plazo?«: Explorar las metas y aspiraciones que tienen para la relación.
  • «¿Cómo os distribuís las responsabilidades y roles en la relación?«: Discutir las expectativas y tareas compartidas en la vida diaria.
  • «¿Habéis experimentado cambios significativos en vuestras vidas recientemente?«: Considerar eventos importantes que podrían estar influyendo en la relación, como cambios de trabajo, mudanzas, nacimientos, etc.
  • «¿Cómo os apoyáis mutuamente en momentos de estrés o dificultad?«: Explorar la capacidad de cada uno para brindar apoyo emocional cuando el otro lo necesita.
  • «¿Hay problemas no resueltos o resentimientos pasados que estén afectando vuestra relación actual?«: Abordar asuntos pendientes que podrían estar generando tensión.
  • «¿Cómo manejáis la intimidad y la conexión emocional?«: Discutir la satisfacción emocional y física en la relación íntima.
  • «¿Cómo afectan las familias de origen en vuestra relación?«: Explorar las influencias familiares y cómo podrían estar impactando en la dinámica de pareja.
  • «¿Cuáles son vuestras fortalezas como pareja?«: Reconocer los aspectos positivos y resiliencia en su relación.

Estas son solo algunas preguntas comunes que podrían surgir en una terapia de pareja. El terapeuta adaptará las preguntas y la conversación en función de las necesidades y desafíos específicos de cada pareja.

¿Puedo acudir sin miedo a terapia de pareja?

Es normal sentir cierta aprehensión o inseguridad al considerar acudir a terapia de pareja, pero existen varias razones por las que no deberías tener miedo y por las que podría ser una decisión muy positiva:

  • Profesionalismo y neutralidad: Los terapeutas de pareja son profesionales entrenados en manejar dinámicas de relación. Son imparciales y están ahí para ayudar a ambas partes a comprenderse mutuamente y a encontrar soluciones.
  • Ambiente seguro: La terapia de pareja proporciona un espacio seguro y confidencial donde ambas personas pueden expresar sus sentimientos y preocupaciones sin temor a juicio ni consecuencias.
  • Mejora de la comunicación: Uno de los principales objetivos de la terapia de pareja es mejorar la comunicación. Aprenderás habilidades para expresarte de manera efectiva y escuchar a tu pareja de manera comprensiva.
  • Herramientas para resolver conflictos: La terapia de pareja te proporcionará herramientas para abordar los conflictos de manera constructiva y encontrar soluciones que funcionen para ambos.
  • Prevención de problemas futuros: A veces, la terapia de pareja no se trata solo de resolver problemas actuales, sino de aprender a manejar desafíos futuros de manera más saludable y efectiva.
  • Fomento del crecimiento personal: La terapia de pareja no solo se trata de la relación en sí, sino también de cómo cada individuo puede crecer y mejorar. Puede llevarte a un mayor autoconocimiento y autodescubrimiento.
  • Inversión en la relación: Al asistir a terapia de pareja, estás demostrando un compromiso por mejorar la relación. Esta disposición a trabajar en conjunto puede fortalecer el vínculo entre ambos.
  • Perspectivas externas: Un terapeuta de pareja puede proporcionar perspectivas y puntos de vista objetivos que pueden ayudarte a ver la situación desde un ángulo diferente.
  • Reducción del estrés y la tensión: En lugar de evitar problemas o enfrentamientos, la terapia de pareja te brinda una forma estructurada de abordarlos, lo que a menudo reduce la tensión en la relación.
  • Mejora de la calidad de vida: Una relación saludable y armoniosa contribuye significativamente a tu bienestar general y felicidad.

Esperamos haber explicado qué es una terapia de pareja, qué os puede aportar y las preguntas que se suelen plantear en ella. Recuerda que acudir a terapia de pareja no significa que tu relación esté en un estado crítico. Muchas parejas buscan terapia de pareja para fortalecer su conexión y aprender a enfrentar desafíos juntas de manera constructiva. Si ambos estáis dispuestos a trabajar en la relación, la terapia puede ser una experiencia valiosa y enriquecedora. Así que si estáis interesados, no dudéis en contactarnos.

Si crees que puedes necesitar ayuda, en Psynthesis Psicología estamos a tu disposición.

Infórmate sobre nuestros servicios de terapia psicológica