¿Cuáles son los síntomas de un ataque de ansiedad?

Cuales son los sintomas de un ataque de ansiedad

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de ansiedad?

Los ataques o crisis de ansiedad provocan al que lo sufre diferentes reacciones; que abarcan desde un nivel cognitivo, es decir, pensamientos, pasando por respuestas físicas, hasta reacciones motoras, modificándose así nuestra conducta. Si te interesa saber más, continúa leyendo.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de ansiedad?

Hemos visto anteriormente en el blog que los ataques de ansiedad se producen en momentos de gran estrés o de gran carga traumática. Son respuestas del organismo ante situaciones límites, y se caracterizan por la sensación de angustia o miedo.

Uno de los principales problemas  es el gran desconocimiento de los síntomas de un ataque de ansiedad, provocando al que lo sufre auténtico pánico por no saber qué le está ocurriendo.

Recordemos que un ataque de ansiedad posee las mismas características que cuando sufrimos ansiedad ante una situación, por ejemplo, antes de hacer un examen. La gran diferencia es que el ataque de ansiedad ocurre repentinamente y puede no tener un desencadenante específico; por lo que, para la persona que lo está viviendo, es aún más terrorífico por la magnitud de sus síntomas y el desconocimiento.

Este desconocimiento estimula aún más los posibles síntomas de un ataque de ansiedad, desarrollándose así un círculo vicioso. Sería algo así como, “no sé qué me está pasando, se me está acelerando el corazón, me pongo más nervioso, tengo más miedo, y, por lo tanto, se me acelera más el corazón”

Hay veces, incluso, que se confunden sus síntomas con un ataque al corazón; ocasionando no sólo el aumento de los síntomas, sino también llevando a la persona a pensar que se va a morir.

Por estos motivos es de vital importancia conocer a qué niveles nos afecta un ataque de ansiedad. En este post vamos a dedicarnos exclusivamente a hablar de sus síntomas, pero si te interesa, hay una publicación en el blog dónde explico qué hacer cuando se sufre un ataque de ansiedad.

 

Los síntomas de un ataque de ansiedad

Los síntomas de un ataque de ansiedad pueden variar de una persona a otra; aunque se considera que se está sufriendo un ataque de ansiedad si aparecen cuatro o más de los siguientes síntomas:

  • Taquicardia.
  • Palpitaciones.
  • Opresión en el pecho.
  • Sensación de falta de aire y respiración rápida.
  • Miedo a morir, a perder el control o el conocimiento.
  • Sudoración y escalofríos.
  • Temblores.
  • Náuseas y molestias en el abdomen.
  • Mareo, llegando incluso al desmayo.
  • Sensación de irrealidad.
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo.

También podemos añadir, según las fuentes y el criterio diagnóstico, los siguientes síntomas:

  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Despersonalización (sensación de sentirse fuera de uno mismo) o desrealización (sensación de lo que ocurre no es real).
  • Sofoco.

Como podemos ver, los síntomas de un ataque de ansiedad varían desde los más físicos, hasta pensamientos sobre lo que está ocurriendo. Ya hemos comentado que se produce un círculo vicioso entre la sintomatología física y las cogniciones/pensamientos, haciendo que se agraven entre ellas. A más palpitaciones o más taquicardias, más falta de aire, más sensación de ahogo y más sensación de muerte inminente, llevando de nuevo a un aumento del ritmo cardíaco.

 

¿Qué hacer cuando aparecen los síntomas de un ataque de ansiedad?

Todos estos síntomas se inician bruscamente, y si no llegan a controlarse, pueden alcanzar su máxima a los 10 minutos.

La duración de los síntomas de un ataque de ansiedad no está determinada, ya que depende del procesamiento de la persona que lo está sufriendo y de cuánto tarde en distraerse. Ya vimos anteriormente en el blog que la claves para mitigar un ataque de ansiedad son la distracción y la relajación.

Si somos capaces de distraernos, nuestra atención se desvía hacia otros estímulos y no hacia lo que nos está pasando, disminuyendo así la sintomatología poco a poco.  Imaginemos que tenemos que cruzar un puente a gran altura, y sufrimos vértigo. Si mientras estamos cruzando el puente nos paramos a mirar abajo, no sólo vamos tardar más en llegar al otro lado, sino que además lo vamos a pasar mucho peor.

Pero si en vez de mirar abajo, nos concentramos en el final del puente, en un punto claro y seguro, tardaremos menos y nos evitaremos un camino aún más tortuoso. No digo que lo hayas disfrutado, porque no conozco a nadie que tenga vértigo y su afición sea cruzar puentes, pero al menos te sentirás a salvo.

Aparte de la distracción, si a ésto le añadimos ejercicios de relajación, como los basados en la respiración, la cosa mejora.

Recordemos que la respiración es la base de la autorregulación del cuerpo. Si somos capaces de controlarla, tenemos una gran superioridad ante lo que nos está pasando.

Ahora bien, sufrir un ataque de ansiedad para alguien que ya lo ha pasado es una clara ventaja, ya que dispondrá del conocimiento y recursos necesarios para afrontarlo, llegando a ahorrarse los fatídicos pensamientos irracionales. No pensara “me voy a morir” o “voy a perder el conocimiento”, si no que directamente pensará, por ejemplo, “estoy sufriendo un ataque de ansiedad, voy a concentrarme en mi respiración y voy a contar de 100 a 0”.

Esto, por desgracia, muchas veces les ocurre por primera vez a personas que ni siquiera han tenido un contacto directo con la ansiedad, provocando angustia debida al desconocimiento de la situación, y maximizando aún más los síntomas.

Por todo esto, querido lector, espero que te haya servido este artículo. No sólo por si alguna vez aparecen síntomas de un ataque de ansiedad (Dios no lo quiera), sino también por si alguien a tu alrededor lo está sufriendo, que tengas las herramientas y el conocimiento necesario para ayudarle.

Entre todos nos podemos cuidar.

Espero que te haya servido esta publicación, y ya sabes que si tú o algún conocido esta sufriendo de ansiedad, podemos ayudarle. Para cualquier consulta nos puedes contactar ya que somos especialistas en el tratamiento de la ansiedad en Madrid.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Pablo Viñuela

Abrir chat
1
Hola. Soy Blanca Fernández, psicóloga. ¿Puedo ayudarte en algo?
Psynthesis Psicología